Home   »  En Español  »  Países  »  Honduras

Las industrias extractoras suponen una grave amenaza al medio ambiente y a la salud de las personas, especialmente en los países menos desarrollados que necesitan con urgencia la inversión extrajera.

En Honduras, las minas de oro son explotadas en su mayoría por empresas extranjeras que utilizan el método de lixiviación con cianuro. En este proceso de extracción de oro se excavan grandes minas a cielo abierto que contaminan el medio ambiente con un gran número de tóxicos potencialmente dañinos, entre los que se cuenta el cianuro. También reduce el nivel de agua potable del que disponen las comunidades de los alrededores. Además de esto, hay comunidades enteras que se han visto desplazadas para dejar sitio a las minas de oro en lugares como San Andrés y San Martín. Los miembros de las comunidades carecieron de representación o ayuda legal durante las negociaciones, y fueron realojados en sectores donde las viviendas construidas no disponían de terrenos para que las familias pudieran cultivar alimentos o criar animales.

Foto cortesía de Anna Cody

Activistas locales se pusieron en contacto con CESR, que organizó una misión de investigación para estudiar las violaciones de los derechos humanos producidas por la expansión rápida e incontrolada de la industria de explotación del oro. La investigación se centró en los derechos a la salud y a un medio ambiente saludable, así como en el desalojo forzoso de comunidades enteras de El Porvenir y de San Andrés. Las conclusiones fueron publicadas en el informe The Price of Gold: Gold Mining & Human Rights Violations in Honduras (El Precio del Oro: las Minas de Oro y la Violación de los Derechos Humanos en Honduras), y presentadas junto a activistas locales al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU en abril de 2001. 

Nuestra intervención en el Comité fue bien recibida y aportó numerosas conclusiones y recomendaciones acerca de cómo el gobierno hondureño debe mejorar la supervisión reglamentaria para cumplir sus obligaciones con los derechos humanos. 

Talleres de Derechos Humanos

CESR volvió a Honduras en julio de 2001 para organizar talleres formativos sobre el empleo de leyes y mecanismos de los derechos humanos dirigidos a  comunidades afectadas. En los talleres, activistas de las comunidades fueron capaces de elaborar estrategias sobre un gran número de asuntos, entre los que se contaban: cómo hacer que el gobierno rinda cuentas de los principios generales de derechos humanos y de las recomendaciones específicas del Comité, cómo fortalecer la voz de las comunidades en las decisiones sobre el desarrollo, cómo negociar con multinacionales, y cómo desarrollar un movimiento de base a nivel nacional que haga frente a las consecuencias de la extracción de oro. CESR mantuvo también encuentros con grupos a favor de los derechos humanos y del medio ambiente, así como con organismos gubernamentales encargados de la explotación minera, para mejorar el control de la industria minera y la comprensión de las obligaciones del gobierno respecto de los derechos humanos y de las recomendaciones concretas del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. 

Foto cortesía de Anna Cody

Los talleres sirvieron de estímulo para discusiones entre representantes de diversas organizaciones hondureñas sobre cómo consolidar un movimiento de base a nivel nacional en torno a la extracción de oro. Grupos que participaron como ASONOG (una red nacional de organizaciones municipales y locales sobre la minería), CARITAS (una organización católica nacional) y Madre Tierra (una coalición de grupos que trabajan en la ciudad y sus alrededores) pidieron a CESR su colaboración para desarrollar estrategias en la construcción de este movimiento nacional

CESR volvió a Honduras en febrero de 2002 para organizar un segundo taller sobre Derechos Humanos y la Industria Minera, que contó con participantes de tres comunidades de San Andrés situadas en las inmediaciones de las minas. Los talleres proporcionaron conocimientos sobre los principios básicos y los orígenes de la legislación internacional de derechos humanos; dieron una oportunidad para discutir sobre la explotación minera y los derechos humanos; permitieron la  formación sobre la aplicación de los estándares de derechos humanos a sus experiencias locales con las minas de oro; y otorgaron información sobre las observaciones finales del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales elaboradas en abril de 2001. El taller incluyó también  ejercicios para la utilización de los derechos humanos en el trabajo reivindicativo local y un video con la historia de una comunidad de Perú que sufrió vertidos de mercurio provenientes de las actividades mineras. 

Conferencia Regional para América Central de la Global Mining Campaign, 8-10 de febrero de 2002

CESR organizó junto con miembros de la Global Mining Campaign (Campaña Global sobre la Extracción Minera) una conferencia regional sobre la extracción minera en América Central del 8 al 10 de febrero en Tegucigalpa, Honduras. En la conferencia participaron unos 30 miembros de comunidades afectadas por la explotación minera provenientes de Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá. En ella tuvo un papel importante la presentación de las condiciones medioambientales y sociales de las áreas afectadas por la explotación minera en cada país, así como discusiones sobre el desarrollo de una campaña regional con estrategias a seguir y de colaboración con miembros de la Global Mining Campaign. CESR elaboró una presentación para la conferencia sobre el ejercicio de los derechos humanos por parte del creciente movimiento en Honduras, y sobre el informe que envió CESR al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Esta conferencia fue la primera de una serie de encuentros organizados por la Global Mining Campaign, el Mineral Policy Center y CESR para reunir a comunidades afectadas por la explotación minera de toda América Latina. En enero de 2003 se organizó en Chile una conferencia paralela para las comunidades de América del Sur. CESR y otros socios trabajaron junto con los organizadores de esta conferencia sudamericana para organizar una conferencia regional más amplia de toda América Latina en el verano de 2002 que reuniera a las comunidades de América Central y América del Sur. CESR elaboró también una serie de materiales educativos sobre derechos humanos y de guías sobre el sistema internacional e interamericano de derechos humanos para ser distribuidos a dichas comunidades y a los miembros de la Global Mining Campaign. Asimismo, realizamos un análisis de derechos humanos sobre un informe preparado para el desarrollo de la explotación de minerales y minas.